Recetas

Crujiente de pollo con mermelada

30 minutos
DIFICULTAD
POPULARIDAD

La receta de hoy es perfecta para tomar como aperitivo y queda bien tanto en caliente como en frío: el crujiente de pollo. Además, usaremos un toque dulce como acompañamiento de este plato salado: la mermelada.

En este caso, proponemos combinar el crujiente de pollo con mermelada de higo o con mermelada de ciruela y kiwi, las cuales contrastan muy bien con los sabores salados. ¿Empezamos?

Instrucciones:

Paso 1

Antes de empezar a rebozar las pechugas, conviene decidir la forma que queremos darle, es decir, si queremos hacer la pechuga fileteada, o cortarlas en tiras para preparar los conocidos como “fingers” de pollo

Paso 2

Una vez tengamos el pollo cortado al gusto, lo salamos y preparamos tres recipientes en los que pongamos pan rallado en uno, harina en otro y los huevos batidos en el tercero

Paso 3

Para rebozar el pollo, lo vamos pasando respectivamente por los platos de harina, huevo y pan rallado y, una vez que cada uno de los trozos esté bien impregnado, lo ponemos a freír en abundante aceite bien caliente

Paso 4

Freímos bien cada trozo de pollo por ambos lados y, cuando estén listos, los sacamos a un plato con papel absorbente para que escurra el exceso de aceite

Paso 5

En cuanto a la presentación, acompañamos el crujiente de pollo con un recipiente con las mermeladas seleccionadas y, ¡a disfrutar!

Y vosotr@s, ¿por cuál de las dos sabores os decantáis, la de higo o la de ciruela-kiwi?

¿Te ha parecido interesante?